quarta-feira, 14 de setembro de 2011

Acentuación

REGLAS:

Palabras agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas

1. La mayoría de las palabras poseen una sílaba tónica, pero en español no se acentúan todas. La acentuación dependerá del número de sílabas y de la terminación de la palabra.

2. Existen las palabras agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas:
Agudas: la sílaba tónica es la última: tenedor, pasión, perdón, beber, captar, Canadá, cristal.

Llanas o graves: la sílaba tónica cae en la penúltima sílaba: brisa, riña, berro, ámbar, elecciones, paseando, dinero.

Esdrújulas
: la sílaba tónica recae en la antepenúltima sílaba: esdrújula, cómico, rápido, física, trágico.

Sobresdrújulas
: la sílaba tónica es anterior a la antepenúltima sílaba: comprábaselo, hiciéramoslo.


3. Reglas para escribir el acento ortográfico o tilde ( ' )

Sólo se acentúan las palabras con muchas sílabas. "Diez", "dio", "fe", "fue", "Juan", "pie", "vio" no se acentúan porque son monosílabos.

Se escribe tilde sobre la última vocal de las palabras multisilábicas agudas si acaban en vocal, vocal seguida de "n", o vocal seguida de "s": capturó, holandés, pretensión, compás.

Se escribe tilde sobre la penúltima sílaba de las palabras llanas o graves que acaben en una consonante distinta de "n" o "s", o que acaben en consonante seguida de "s": álbum, azúcar, bíceps, cárcel, césped, mártir.

Se escribe siempre tilde sobre la antepenúltima sílaba de las palabras esdrújulas: pájaros, esporádica, Mediterráneo, pésimo.

Se escribe siempre tilde en las palabras sobresdrújulas: débasele, permítaseme.

Los diptongos y triptongos se consideran una sola vocal. Se acentúan los diptongos y triptongos en la vocal abierta siempre que así lo indiquen las reglas anteriores: acuático, averigüéis, bordáis, despreciáis, después, escuálido, huésped, queréis.

"Ui" forma siempre diptongo a efectos prácticos de acentuación; cuando lo exijan las normas anteriores, este "diptongo" se acentúa en la segunda vocal: casuística, construí, cuídese, destruí.

La "y" final, aunque suena como semivocal, se considera consonante para efectos de acentuación. Así las palabras agudas terminadas en "-ay", "-ey", "-oy", "-uy" se escriben sin tilde: virrey, convoy, Paraguay.
Las palabras que terminan en vocal cerrada tónica ("i", "u"), seguida de un diptongo "y" se llevarán tilde en las vocales cerradas. Esto ocurre en algunas formas verbales: accedíais, veníais, repetíais.

Un hiato obliga a leer separadamente dos vocales contiguas; es decir, hay dos sílabas. Esto lleva a acentuar o no una palabra de acuerdo a las normas anteriores: Díaz, fié, flúor, geólogo, leí, león, lié, línea, lió, país, rió, Sáez.

También se acentúan las palabras con hiato creciente o decreciente si la "i" o la "u" son tónicas. En este caso no sólo se indica la tónica, sino el final de una sílaba y el principio de otra. Esta regla puede llevar a acentuar palabras en contra de las normas anteriores: día, dúo, grúa, raíz, cedía, raíz, Saúl, secretaría.

La Academia no permite la acentuación del infinitivo
, ni de ninguna forma llana o grave de los verbos acabados en "-uir": huido, influido, constituido, destruido, retribuido. De hecho, se pronuncian como hiatos.

Por:
*Carolina Valéria Leon Leite é professora de espanhol do Colégio Sidarta e do Colégio Mackenzie-Tamboré.

Nenhum comentário: