quarta-feira, 9 de julho de 2008

Rescate de los valores - 7º grado

¿Qué colores tiene tu vida?

"Se están perdiendo los valores", dicen las personas en la calle. Nosotros mismos, cuando vemos a un automovilista ignorando la luz roja o a los pasajeros arrojando papeles por las ventanas, afirmamos que los valores son escasos. "Hay que inculcar valores", repiten los medios, los gobernantes y los padres de familia. Sí, en ello todos coincidimos, pero la situación es cada vez más alarmante.
La palabra "valor" viene del latín valor, valere (fuerza, salud, estar sano, ser fuerte). Cuando decidimos que algo tiene valor, afirmamos que es bueno, digno de aprecio y estimación. En el campo de la ética y la moral, los valores son cualidades que podemos encontrar en el mundo que nos rodea: en un paisaje, por ejemplo (un paisaje hermoso), en una persona (una persona solidaria), en una sociedad (una sociedad tolerante), en un sistema político (un sistema político justo), en una acción realizada por alguien (una acción buena), y así sucesivamente.
De los valores depende que llevemos una vida grata, alegre, en armonía con nosotros mismos y con los demás; una vida que valga la pena ser vivida y en la que podamos desarrollarnos plenamente como personas. En la medida en que el niño pueda verse como un ser lleno de valores, crecerá seguro y fortalecerá las posibilidades de ser un adulto feliz.
Los valores morales son los que orientan nuestra conducta. Basándonos en ellos, decidimos cómo actuar ante las diferentes situaciones que nos plantea la vida. Se relacionan principalmente con los efectos que tiene lo que hacemos en las otras personas, en la sociedad o en nuestro ambiente en general. De esta manera, si deseamos viv9ir en paz y ser felices, debemos construir entre todos una escala de valores que facilite nuestro con0ocimiento individual, para que a través de él aportemos lo mejor de nosotros a una comunidad que también tendrá mucho para darnos.
Así como hay una escala de valores morales, también la hay de antivalores: la injusticia, la deshonestidad, la intransigencia, la intolerancia, la traición, la irresponsabilidad, la indiferencia, el egoísmo son ejemplos que rigen la conducta de las personas inmorales. Una persona inmoral es aquella que se coloca frente a la tabla de valores en actitud negativa, para rechazarlos. Es lo que llamamos una "persona sin escrúpulos", fría, calculadora, insensible al entorno social que la rodea. El camino de los antivalores es a todas luces equivocado, porque no sólo nos deshumaniza y nos degrada, sino que nos hace merecedores del desprecio, la desconfianza y el rechazo por parte de nuestros semejantes, cuando no del castigo por parte de la sociedad.
El mundo de los valores es amplio, complejo y en permanente transformación. En esta época aparecen nuevos valores o los viejos valopres cambian de nombre. Todos somos libres, además de escoger nuestros valores y darles el orden y la importancia que consideramos correctos de acuerdo con nuestra macera de ser y de pensar; sin embargo, hay valores que no cambian, qure se conservan de generación en generación, siempre y en todas partes, son los valores universales que deberíamos practicar todos los seres humanos.
Prólogo del libro "VALORES Camino a la Perfección"
Julio Ernesto Cabrera Vargas y Pilar Natalia Cabrera Cisneros.
Edición : Proyecto Cultural Tacna- Casa Basadre.
Urb. Residencial Monte Verde B-15. Tacna-Perú.

Nenhum comentário: